The Nia 5 Stages, las 5 etapas del desarrollo humano

Nia es una práctica basada en el movimiento sensorial que se nutre de las artes marciales, artes danza y las artes curativas, conectando el cuerpo, la mente, las emociones y el espíritu.

Nia nace del  Tai Chi, Tae Kwon Do, Aikido, danza jazz, danza moderna, Duncan danza, yoga, técnica Alexander y enseñanzas de Moshe Feldenkrais.

Nia 5 etapas es una práctica de movimiento integrador basada en las cinco etapas del desarrollo humano: embrionaria, arrastrándose, gatear, de pie y caminar. Practicar con conciencia, estas etapas tienen el poder de facilitar la alineación óptima y confort en el cuerpo.

Tanto si se practica durante mucho tiempo o poco, cinco minutos al día, este sistema proporciona una herramienta para recuperar y mantener la movilidad, flexibilidad, fuerza, agilidad y estabilidad.

El Método Abdominales Sin Riesgo©(ASR)

El método « Abdos sans risque® » (Abdominales sin riesgo©) ha sido creado por Blandine Calais Germain

Blandine Calais-Germain, observó a lo largo de los años la demanda de numerosos profesionales que se dieron cuenta de que muchos ejercicios de abdominales acarreaban riesgos para el cuerpo. En respuesta a ello Blandine creó en 2007 una secuencia de ejercicios especiales para fortalece estos músculos sin que conlleve ningún riesgo por ello.

Pero “Abdominales sin riesgo” es mucho más que una serie de ejercicios no peligrosos. Es una forma totalmente nueva de trabajarlos, combinando constantemente la tonificación, la alternancia, los estiramientos y las coordianciones de los músculos abdominales.

Es una manera totalmente nueva de trabajar los abdominales , concebida para evitar principalmente los riesgos sobre el periné, la pared abdominal y los discos intervertebrales.

Este método se practica como un ciclo de 10 cursos, con una progresión del 1r al 10. Los primeros cursos sirven sobre todo para instalar las bases corporales del método. Luego, de un curso al otro, cada secuencia de movimiento del curso se vuelve más compleja y más física.

El método puede ser enseñado sólo por las personas que han recibido la formación profesional completa ” Abdominales sin riesgo© ” organizada por Blandine Calais Germán.

Clases de Abdominales Sin Riesgo en España

(después de 18min 30′ sale el ejercicio abdominal)

Rolfing, Escuela de Conciencia

Rolfing

La Dra. Ida Rolf exploró las posibilidades curativas que existen en la mente y el cuerpo humanos.

Se graduó en el Barnard College de Nueva York a sus casi 20 años. Era una estudiante con mucho talento y a los 25 años obtuvo su Doctorado en Bioquímica en la Universidad de Columbia. Durante los 7 años siguientes la Dra. Rolf puso en práctica sus conocimientos en el renombrado Instituto Rockefeller de Investigación Médica y consiguió el puesto de Profesora Asociada, algo inusual en aquella época para una mujer. Deseosa aún de ampliar su desarrollo personal   y profesional, viajó a Europa. Estudió Matemáticas, Física y Medicina Homeopática en Suiza. Durante los años 30 la Dra. Rolf se dedicó a buscar soluciones a los problemas de salud de sus seres queridos. Poco dispuesta a aceptar las limitaciones de la medicina de su tiempo, estudió un gran número de materias que incluían Osteopatía, Quiropraxia y disciplinas mentales como el Yoga y el Estudio de la Conciencia de Korzybski. Al reunir tan rica variedad de perspectivas, la Dra. Rolf desarrolló la Integración Estructural. Su deseo de ofrecer la Integración Estructural al mayor número de personas posible la llevó a viajar por todo el mundo. Su ambición no era solamente la de ayudar a los demás, si no mostrar a generaciones futuras el fruto del trabajo de toda su vida. Pasó el resto de sus días enseñando la técnica que más tarde sería bautizada con su nombre.

La Integración Estructural se hizo conocida en todo el mundo como Rolfing. Tras su muerte, en 1979, Ida Rolf dejó un legado que sigue evolucionando y que actualmente practican más de 1.500 profesionales en todo el mundo. Esta mujer poseía una inteligencia, una percepción y una intuición que la han hecho ocupar un lugar importantísimo en la historia de la medicina.  

El Método Rolf de Integración Estructural es un proceso de educación del cuerpo por medio de movimientos, respiraciones y posturas.

La Integración Estructural trabaja a la persona como un todo, porque el ser humano es un conjunto de sentimientos, emociones, actitudes, creencias, patrones de comportamiento y un cuerpo físico con todo lo que contiene: la fascia, músculos, huesos, articulaciones, etc.

Consiste en una serie básica de 10 sesiones que se desarrollan en una secuencia en la que cada una prepara al organismo para la próxima sesión. Cada sesión tiene objetivos estructurales específicos y trabaja con determinadas áreas del cuerpo, determinadas regiones anatómicas y diferentes niveles de profundidad, sin perder nunca de vista la integración del cuerpo como un todo.

El cuerpo humano es liberado, posibilitando un relacionamiento más armónico con el campo de gravedad de la tierra, se establece un orden y equilibrio en las estructuras del cuerpo.

El cuerpo humano es plástico y está constituido en un 70% de agua. Esto nos da una idea de cuanto es maleable y mutable. Un medio tan líquido como éste puede cambiar su forma constantemente. Por su capacidad de adaptación a las circunstancias y exigencias de la vida, nos vamos modificando, compensando, adaptándonos de la mejor manera, moldeando a las necesidades del momento usando los patrones repetitivos de cada cuerpo. Es decir, la manera como nos movemos, caminamos, nos sentamos, acostamos y dormimos, junto también a situaciones de estrés, depresión, accidentes, dolores, contracturas, traumas físicos y/o psicológicos, nos dejan marcas en el cuerpo que afectan el equilibrio general.

Para convivir con ese desequilibrio creamos compensaciones de forma consciente o inconsciente y así continuamos siendo capaces de estar de pie, creando y usando compensaciones.

La Dra. Ida Rolf se especializó en el estudio del colágeno, uno de los componentes químicos del tejido conjuntivo que se llama Fascia. Descubrió que la Fascia constituye una red, como una tela de araña, que sustenta y envuelve cada uno de los músculos, órganos, huesos, tendones, articulaciones y a todos en conjunto uniéndolos, dándole forma al esqueleto humano. Este es el motivo, por el cual, algunas veces trabajando en una zona determinada, la persona siente un movimiento en otro lado del cuerpo, son conexiones que sorprenden, sintiendo, algunas veces que algo se abre o se une en el interior.

 Asociación Española de Rolfing 

 European Rolfing Association

Método Gyrotonic, el Yoga en movimiento

Gyrotonic

Creado por Juliu Horvath, incorpora los principios y movimientos de la danza, el yoga, el tai chi, la natación y la gimnasia.

Es un método único que no sólo ejercita toda la musculatura, también moviliza todas las articulaciones, favorece la coordinación, combate los problemas de la columna y previene el estrés. Todo con el mínimo esfuerzo.  

Bautizado como yoga en movimiento, el Gyrotonic propone un programa de ejercicios que está dominado por ejercicios circulares elegantes, delicados y llenos de armonía.  

Los movimientos circulares, espirales y ondulatorios son una característica exclusiva de Gyrotonic, con estos movimientos se incrementa la capacidad funcional de la columna vertebral y se crea una conciencia tridimensional y esférica, resultando en equilibrio total. 

El  origen del Gyrotonic nació como una terapia para solucionar problemas físicos. 

Juliu Horvath desarrolló el Gyrotonic para recuperarse de una severa lesión que lo alejó de la danza. Acostumbrado a la práctica de deportes de alta competición, como gimnasia olímpica y natación, Horvath fue la principal figura del ballet en su país hasta que su cuerpo desarrolló una hernia discal y tuvo graves problemas en las rodillas. Luego de probar infructuosamente numerosas terapias para recuperarse, el bailarín comenzó a investigar nuevos caminos. 

Primero probó con los diferentes estilos de yoga tradicional, a los que gradualmente fue agregando algunos principios rescatados de la danza, la natación y otras disciplinas orientales como el tai-chi. El resultado de la heterodoxa mezcla de disciplinas realizada por Horvath fue un sistema que bautizó como Gyrotonic Expansion System (GXS) 

En su principios fundamentales mezcla disciplinas orientales como el yoga, el tai-chi y hasta técnicas de la acupuntura; por eso, su propuesta escapa de la medicina occidental. Por lo mismo, trabaja tanto en los músculos o articulaciones como en las vísceras o glándulas del cuerpo, con lo cual todo el organismo se ve beneficiado.  

Para asegurar su efectividad, el Gyrotonic utiliza una máquina de acción específica. Se llama Pulley Tower, y permite fortalecer el cuerpo en tres dimensiones.  

A primera vista, la apariencia de la Pulley Tower resulta compleja y puede intimidar. Está fabricado en madera y provista de platos giratorios que se combinan con un sistema de cuerdas, pesas y poleas. Este original mecanismo resulta básico para la realización de su programa de movimientos de acción circular sobre el cuerpo y sus articulaciones. De esta forma las refuerza y logra maximizar su estiramiento, al mismo tiempo. Por lo mismo, su acción se compara con la más potente sesión de baile.  

Frente a las máquinas convencionales, en las que únicamente se pueden realizar movimientos lineales, muy rectos y sólo en dos dimensiones, la Pulley Tower propone un estilo completamente distinto. Una gimnasia basada en círculos tridimensionales con ejercicios, centrados particularmente en la columna vertebral, que ayudan a trabajar el sistema esqueleto-muscular en su totalidad. Eso logra un cuerpo bien proporcionado y, lo que es más importante, con menos tendencia a sufrir lesiones.  

Los principales puntos en los que se focaliza la acción de esta técnica son la columna, las piernas y los abdominales. Una sesión normal incluye movimientos conocidos como “el arco y la curva” sobre la espina dorsal, hacer la letra C con cada articulación y diferentes ejercicios con las piernas que se conectan a los cables de las máquinas. Una gimnasia basada en círculos tridimensionales con ejercicios, centrados particularmente en la columna vertebral, que ayudan a trabajar el sistema esqueleto-muscular en su totalidad.

Mejorando la Autoimagen y la Autoconciencia

El Método Feldenkrais® es un método de aprendizaje sobre uno mismo a través del movimiento, que apunta a lograr una mejor calidad de vida. Mejora la postura, la flexibilidad, la coordinación, la eficiencia y la organización de nuestros movimientos.

Desarrolla la atención, la sensibilidad y la creatividad. Permite una mejor utilización de la energía del cuerpo.

Sirve de guía para aprender a moverse sin esfuerzo ni tensiones. Nos enseña a optimizar nuestros patrones de movimiento haciéndolos más eficientes, de modo de abandonar hábitos dañinos para nuestro cuerpo.

Mejora la autoimagen, la autoconciencia y la salud en general.

El Método Feldenkrais se aplica tanto para el trabajo con niños como para trabajar con adultos en general. Puede serle especialmente útil a atletas, músicos, actores y bailarines, así como también a personas con problemas ortopédicos, neurológicos o en rehabilitación.

El proceso interno del método se orienta a la posibilidad de aprender desarrollando el potencial inherente a cada ser humano. En este tipo de enseñanza no existen objetivos externos absolutos que lograr, sino un proceso personal, donde cada uno aprende y se desarrolla de acuerdo a sus posibilidades.

Modalidades del Método:

Clases Colectivas:

(ATM) Autoconciencia a Través del Movimiento

El profesor guía verbalmente al grupo a través de secuencias de movimientos, explorando posibles variaciones y separándolo en sus componentes más pequeños para ir creando nuevas conexiones entre las distintas partes del cuerpo que participan en el movimiento. De este modo se genera un movimiento armonioso, fácil, disfrutable y exento de tensión. En esta modalidad existen cientos de lecciones distintas, dirigidas a distintas funciones del cuerpo, que tratan problemas específicos y están orientadas a distintas habilidades. Por esta razón es posible crear un programa de trabajo que se ajuste a las necesidades particulares de un grupo determinado. Cada alumno participa en la clase a su propio ritmo, según sus posibilidades y adquiere su propio beneficio, de modo que no se necesita entrenamiento previo para asistir a un curso. Esta propuesta de trabajo permite mejorar tanto el rango como la calidad de nuestros movimientos ampliando la autoconciencia en la acción y permitiendo el acceso a nuevas posibilidades.

Sesiones Individuales:

(IF) Integración Funcional.

En esta modalidad se trabaja en forma individual. El profesor guía los movimientos del alumno con sus manos, comunicándose con sus patrones habituales de movimiento, sugiriendo variaciones y mejoras a estos patrones para ir logrando un aprendizaje orgánico a partir de la forma particular de moverse de cada alumno. Las lecciones se adaptan a las necesidades específicas del alumno ampliando la atención y la habilidad de moverse de una manera más funcional.

Autoconciencia a través del Movimiento

feldenkrais_en_alemania_1981

Moshe Feldenkrais, su creador, utilizó el movimiento como elemento central para desarrollar el aprendizaje, pero no un aprendizaje fragmentado o académico, sino orgánico, somático.
Durante este aprendizaje transitamos un proceso similar al que en las primeras etapas de la vida nos llevó a descubrir cómo gatear, caminar y hablar, entre otras acciones.

Feldenkrais no sólo estudió la relación de la maduración del sistema nervioso con el motriz, sino que supo también de la importancia de la imaginación sobre esta relación.
Por eso, ella es una interesante herramienta en este abordaje.

Durante las clases podemos ir descubriendo cómo la totalidad de la persona está envuelta en cada acción, cómo nuestro organismo tiene la habilidad de distinguir entre lo que es saludable y lo que no lo es. Cómo nuestro sistema nervioso tiene una tendencia innata hacia la eficacia y la autopreservación, despertando en el cerebro la disposición para mejorar y modificar la organización neuromuscular.

Para ello, los movimientos han sido diseñados en secuencias, destinadas a ser autodirigidas, no competitivas. Es decir, sin modelos a imitar, ni comparaciones posibles, por lo que cada persona respeta su propio ritmo.
Durante el transcurso de una secuencia reversible de movimiento consciente, la repetición permite la auto-observación y así, el ingreso a la posibilidad de modificar un hábito o patrón de movimiento que causa fatiga, tensión, y que con el tiempo podría provocar un fuerte deterioro funcional.
Aquí se incluye la relación psicológica que tenemos con nuestro cuerpo y con la imagen corporal interior, la cual puede estar desfasada de la realidad. Sucede así el encuentro con la posibilidad y el límite real del movimiento.
De este modo, es posible estimular el crecimiento personal, la sensibilidad kinestésica y aumentar el bienestar físico y emocional.
El Método Feldenkrais trata de potenciar la autoeducación, como factor más activo y eficaz para el crecimiento humano.
Así, somos nosotros mismos los que podemos tener una influencia benéfica sobre nuestra salud y calidad de vida.
Es adecuado para personas que padezcan limitaciones físicas, tanto como para quienes, simplemente deseen moverse. Para quienes tengan dolor, como para aquellos que quieran mejorar su preparación física: actores, músicos, atletas.
Para aquellos que padecen deficiencias neurológicas, es una opción importante.

El Método se experimenta en dos modalidades:
I.F. : Integración Funcional: son clases individuales. En ellas, la docente, con toques suaves sobre el esqueleto, ayuda al alumno, a descubrir una amplia variedad de movimientos, que suelen estar restringidos, u olvidados.
A.T.M. : Autoconciencia Través del Movimiento: estas clases son grupales o individuales, y el movimiento es guiado a través de consignas verbales por la docente.