Poder emocional para sanar nuestro cuerpo

Cuantas veces en nuestras vidas hemos tenido unas pautas negativas, una mala relación, apuros económicos o incluso odio de nosotros mismos y estas emociones nos han llevado a sufrir una enfermedad (gripe, ansiedad, malestar general, etc..). Estas emociones las podemos empezar a cambiar hoy mismo con el poder de nuestra mente y con nuestra fuerza interior. Con el fin de eliminar para siempre un trastorno físico o enfermedad, tenemos que empezar por trabajar primero disolviendo la causa mental para posteriormente acabar disolviendo el trastorno físico o enfermedad. El problema es que muchas veces no sabemos cuál es la causa y nos resulta muy difícil descubrir por dónde empezar a buscar.
Para cada trastorno en nuestra vida hay una necesidad, es decir, el síntoma es solo un efecto externo. Debemos de ser capaces de entrar o mirar en nuestro yo interior para disolver la causa mental.

Las pautas mentales causantes de la mayoría de los malestares del cuerpo són: la crítica, la rabia, el resentimiento y la culpa. Si uno se entrega a la crítica durante mucho tiempo, ésta suele conducir enfermedades como la artritis reumatoide. La rabia se transforma en emociones negativas que queman e infectan nuestro cuerpo. El resentimiento que se alberga dentro nuestro durante mucho tiempo se corroe y acaba conduciendo finalmente a la formación de tumores y cánceres. El sentimiento de culpa siempre busca castigo y conduce a sufrir dolor.

Realmente creo que es importante entender la conexión que existe entre los pensamientos y los trastornos físicos que pueden afectar a diferentes partes del cuerpo. Cuando sufrimos una enfermedad y somos capaces de ver en nuestro yo interior, sin darnos cuenta, somos capaces de enterarnos de cómo sin saberlo, hemos sido capaces de crearnos este mal a nosotros mismos, y esto tendrá una gran importancia en nuestra vida y probablemente en este momento dejaremos de culpabilizar a la vida y a otras personas de nuestros problemas emocionales y de salud. Debemos responsabilizarnos totalmente a nosotros mismos de nuestra propia salud. Por ejemplo, una persona que sufre torticulis muy a menudo, debe reflexionar sobre su flexibilidad ante opiniones diferentes a las suyas, seguramente será una persona muy inflexible ya que el cuello representa la flexibilidad en las opiniones y la disposición que tenemos a ver diferentes aspectos de un asunto. A medida de ir cambiando este aspecto de nuestro carácter y de volvernos más flexibles a la hora de pensar y a la vez volvernos más comprensivos con los puntos de vista diferentes a los nuestros, nos daremos cuenta como poco a poco van desapareciendo los problemas o molestias en nuestro cuello. Es decir, cuando sientas rigidez en el cuello, mira dentro de ti y busca dónde está la rigidez de tu pensamiento.

Esto no es un trabajo fácil para que nos vamos a engañar, pero si que es un crecimiento personal que podemos ir trabajando poco a poco.

Fuente: La Ciencia de la Naturaleza

¿Quieres aprender más rápido? Usa tu cuerpo

¿Alguna vez te has tratado de “visualizar” un problema? ¿Te has “aferrado” a alguna idea? ¿O has “barajado” diferentes opciones?

El lenguaje del aprendizaje está lleno de referencias a partes del cuerpo distintas al cerebro.

Tal vez esas expresiones sugieran algo más profundo. Los investigadores están descubriendo que el aprendizaje resulta más fácil, rápido y duradero si las lecciones incluyen el cuerpo además de la mente, ya sea gesticulando con los brazos o caminando por una habitación.

¿Pueden estos descubrimientos mejorar la enseñanza y el aprendizaje en el futuro? ¿Deberían afectar al uso de la tecnología en las aulas?

En cierto sentido, la idea de que el cuerpo puede contribuir al aprendizaje no debería ser una sorpresa.

Muchos de nosotros probablemente empezamos a comprender aritmética básica contando con los dedos.

“En el pasado, se ha argumentado que, a medida que aprendemos, mejoramos nuestra capacidad de pensamiento abstracto”, explica Andrew Manches, maestro y psicólogo de la Universidad de Edimburgo, en Reino Unido.

“Los niños pequeños se apoyan en objetos físicos, pero si ahora me piden en una reunión que resuelva una operación y yo saco unos bloques para ayudarme, evidentemente parecerá absurdo”.

Convencionalmente, podría haber una inclinación a pensar que los profesores deberían ayudar a los niños a abandonar los objetos físicos y la gestualidad para prepararlos para el mundo adulto.

Pero lo cierto es que el mundo físico nunca abandona nuestra mente. Por ejemplo, cuando procesamos verbos como lamer, dar patadas o agarrar, los escáneres médicos muestran que las partes de nuestro cerebro que controlan los músculos de nuestra cara, piernas y manos, respectivamente, se iluminan con la actividad.

Y hasta el concepto más abstracto puede tener una base en el mundo real.

Cuerpo y mente

Estudiante muestra los dedos

Aprender a contar con los dedos de las manos es algo muy común en todo el mundo.

Esta teoría se llama cognición corpórea, y sugiere que lo que ocurre en nuestras mentes surge de nuestras acciones e interacciones con el mundo que nos rodea.

Esto significa que fomentar modelos de pensamiento y aprendizaje puramente abstractos en los niños puede hacer que las lecciones resulten más difíciles de comprender y recordar.

La ciencia empieza a respaldar la idea de que, en el aula, las acciones dicen más que las palabras.

Spencer Kelly, un psicólogo de la Universidad Colgate de Hamilton, Nueva York, ha descubierto que las personas gesticulan tres veces más cuando consideran que es especialmente importante comunicar su mensaje, lo cual sugiere que, incluso aunque solo sea a nivel subconsciente, apreciamos el valor comunicativo de nuestro lenguaje corporal.

Kelly también ha encontrado pruebas de que a la gente le gustan más los profesores que utilizan movimientos de los brazos y de las manos para dar énfasis.

Pero el movimiento puede lograr mucho más que mejorar la popularidad de un profesor.

Hay estudios que demuestran que los niños pequeños aprenden más si el profesor utiliza gestos al explicar un concepto.

Además, Susan Wagner Cook, una psicóloga de la Universidad de Iowa, ha descubierto que los niños comprenden conceptos nuevos de manera más efectiva si se les enseña a imitar y repetir los gestos que usa su profesor, y que las lecciones con palabras y gestos duran más en la memoria de los alumnos que las que solo incluyen palabras.

Ayuda tecnológica

Hay un lugar para la tecnología en todo esto, especialmente con el ascenso de dispositivos de reconocimiento gestual como el Nintendo Wii, el complemento Kinect de Microsoft para Xbox y las tabletas con pantalla táctil.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Berkeley, en California, convirtió dos mandos para videojuegos Wiimote en un dispositivo que ayuda a los niños a visualizar tasas de equivalencia. Por ejemplo, para comprender cómo, si una planta crece el doble de rápido que la otra, la diferencia entre sus respectivas alturas aumenta con el tiempo.

Este concepto puede resultar difícil de comprender para los niños.

Niños contentos

Cuando se les pide que utilicen las manos para representar las distintas tasas de crecimiento, algunos alumnos colocarán una mano ligeramente más alta que la otra, pero luego irán elevando las dos a la misma velocidad.

El dispositivo creado por el equipo de Berkeley proporciona comentarios instantáneos y específicos para los niños, ayudándolos a que los gestos de sus manos representen correctamente lo que ocurriría a medida que crezcan las dos plantas.

Después, hasta los alumnos con dificultades son capaces de explicar con palabras que realmente entienden por qué mover las manos a diferentes velocidades es la respuesta correcta..

El sensor Kinect también se está usando en estudios para ayudar a los niños a aprender a distribuir números de forma más precisa en un espacio físico: una habilidad simple, pero fundamental para la comprensión matemática.

La mayoría de la gente sabría, por ejemplo, que debe colocar el número 50 exactamente en la mitad de una línea con un 0 en un extremo y un 100 en el otro.

Un grupo de investigadores de la Universidad Eberhard Karls de Tübingen, Alemania, descubrió que los niños de siete años eran capaces de colocar los números en esa línea con mayor precisión si se les permitía caminar a lo largo de la línea situada en el suelo (con sus movimientos capturados y analizados por el sensor Kinect) que si usaban un ratón para utilizar una representación de la línea en una pantalla.

Manches ha empezado a explorar si Kinect ofrece una forma de reimaginar los clásicos bloques infantiles.

La tecnología permite que los niños agarren y manipulen bloques virtuales en la pantalla usando los mismos gestos que usarían para jugar con los bloques reales, pero los bloques virtuales ofrecen nuevas posibilidades, como cambiar de color al ser separados en unidades menores, lo que proporciona ideas frescas a los niños sobre cómo se pueden subdividir los números.

Más gestos

A la luz de todo esto, resulta tentador concluir que los profesores y sus alumnos deberían ponerse a saltar o a girar los brazos como aspas de molino durante las lecciones.

No obstante, Manches recomienda cautela.

El problema es que la ciencia todavía no ha descifrado exactamente cómo funciona la relación entre cuerpo y mente.

Niño en una bici

¿Por qué no olvidamos nunca cómo andar en bicicleta?

“No se puede pasar a la fase de predicción e intervención demasiado pronto”, afirma.

Eso no quiere decir que no haya teorías sobre lo que ocurre, especialmente cuando se trata de entender por qué los gestos ayudan a almacenar información en la mente de forma más duradera, explica Cook.

Las lecciones que aprendemos en la escuela suelen exigir memoria declarativa, es decir, datos que somos capaces de recordar o “recitar” conscientemente en una fecha posterior.

Pero algunos de nuestros recuerdos son no declarativos: cosas que somos capaces de recordar sin poder explicar por qué.

El ejemplo clásico es que nunca se olvida por completo cómo montar en bicicleta.

Los movimientos físicos parecen ser especialmente adecuados para crear recuerdos no declarativos, por lo que, al gesticular a la vez que se habla, hacemos que nuestro cerebro cree dos recuerdos independientes de un acontecimiento, mejorando las posibilidades de recordarlo posteriormente.

Aunque investigadores como Manches y Cook siguen siendo reticentes a fijar directrices prescriptivas para los profesores, su cautela comienza a disminuir.

“Hace cinco años podría haber dicho que darles instrucciones a los profesores basándose en estas investigaciones podría resultar perjudicial”, afirma Cook.

Hoy le preocupa menos esa posibilidad, en parte porque ninguno de sus estudios hasta la fecha ha revelado ningún efecto secundario negativo.

“En todos los estudios en los que hemos puesto a prueba la importancia de los gestos, hemos descubierto que funcionan”, asegura.

“Incluso en entornos experimentales en los que pensamos que los gestos no funcionarían”.

Vía: BBC

Qué es el método Cos-Art?

cos artEste método ha marcado un antes y un después en la vida de muchas personas. De raíz argentina, llegó a Baleares de la mano de Mona Belizán y su Centre d’Estudis d’Educació Corporal. Antropóloga y bailarina, integró el método junto a su creadora, Yiya Díaz. Lo transmite con su particular comprensión de los procesos dinámicos, por un lado, y con su aporte a la pedagogía de la persona, en un registro de trabajo social, por otro.

Leer más…

El Método Abdominales Sin Riesgo©(ASR)

El método « Abdos sans risque® » (Abdominales sin riesgo©) ha sido creado por Blandine Calais Germain

Blandine Calais-Germain, observó a lo largo de los años la demanda de numerosos profesionales que se dieron cuenta de que muchos ejercicios de abdominales acarreaban riesgos para el cuerpo. En respuesta a ello Blandine creó en 2007 una secuencia de ejercicios especiales para fortalece estos músculos sin que conlleve ningún riesgo por ello.

Pero “Abdominales sin riesgo” es mucho más que una serie de ejercicios no peligrosos. Es una forma totalmente nueva de trabajarlos, combinando constantemente la tonificación, la alternancia, los estiramientos y las coordianciones de los músculos abdominales.

Es una manera totalmente nueva de trabajar los abdominales , concebida para evitar principalmente los riesgos sobre el periné, la pared abdominal y los discos intervertebrales.

Este método se practica como un ciclo de 10 cursos, con una progresión del 1r al 10. Los primeros cursos sirven sobre todo para instalar las bases corporales del método. Luego, de un curso al otro, cada secuencia de movimiento del curso se vuelve más compleja y más física.

El método puede ser enseñado sólo por las personas que han recibido la formación profesional completa ” Abdominales sin riesgo© ” organizada por Blandine Calais Germán.

Clases de Abdominales Sin Riesgo en España

(después de 18min 30′ sale el ejercicio abdominal)

Respiración de Huesos: Regenerar La Médula Ósea

La práctica de la Respiración de Huesos está pensada para ayudarnos a regenerar la médula ósea y para desarrollar un nivel superior de vitalidad. Se puede decir que, sin este paso, es más difícil conseguir nuestros objetivos, puesto que nos falta capacidad para mantener el foco de nuestras acciones o la vitalidad para salvar las dificultades. El aumento de la masa ósea posee muchos beneficios, entre ellos, el incremento de nuestra capacidad.

La médula ósea del “Nei Kung” es un sistema de salud desarrollado por los antiguos maestros taoístas para el cultivo de la energía interna. Ellos descubrieron que, a través del proceso de absorción de la energía a los huesos, la médula ósea puede revitalizarse para reponer la sangre y nutrirla de fuerza vital. Muchos terapeutas han buscado estos métodos, los cuales se conocen para hacer el cuerpo inmune a enfermedades y dolencias.

En la antigüedad, el “Cuerpo de Acero” conseguido a través de esta práctica era un bien codiciado en los campos de la medicina china y las artes marciales. Hoy en día, los grandes beneficios para la salud de este arte se valoran en gran medida por los entusiastas de la salud sin distinción de profesión o condición social.

Los métodos taoístas de “regeneración” de la médula ósea son decisivos para el rejuvenecimiento del cuerpo, el cual se traduce en un rejuvenecimiento de mente y espíritu.

Estos secretos no han sido revelados con anterioridad, pero ahora su desclasificación es necesaria para difundir las sensibilidades de los maestros en una sociedad deficiente en energía. El Maestro Mantak Chia divulga, paso a paso, las prácticas de sus predecesores en un trabajo útil e informativo, difundido para la salud y el bienestar espiritual del mundo de hoy.

NEI KUNG DE LA MÉDULA ÓSEA, Taller de respiración de huesos en Confianza Solidaria

Focusing

Focusing es un proceso de autoconciencia y curación emocional corporalmente orientado. Es una habilidad natural que surgió de la observación de lo que la gente hacía cuando cambiaba exitosamente.
El cuerpo registra las emociones y sensaciones por las que atraviesa todo ser humano.
Por intermedio de este proceso experiencial que llamamos Focusing, es posible reconocer primero y luego cambiar la forma en que enfocamos los distintos problemas de nuestra vida.
Focusing es el proceso de brindar atención a tu cuerpo, de una manera gentil, con aceptación.
Es una forma de estar en contacto con emociones o sentimientos desde una sensación corporal.
Esta sensación corporal, que llamamos Sensación Sentida, nos muestra como sentimos una situación particular de nuestra vida. Al principio es vaga, poco clara, difusa, pero si prestas atención se manifiesta generalmente en la zona de garganta, pecho, estómago y abdomen. Se presenta como un “algo” o una imagen, posee cualidades emocionales que al ser aceptadas, reconocidas gentilmente, pueden cambiar.
La mayoría de las personas encuentran que les es más fácil aprender Focusing siguiendo las instrucciones individualmente, en lugar de leer acerca de cómo se hace. El proceso de focusing se experiencia desde adentro, es fluido y abierto.
 Ofrecemos estos seis pasos para seguir, a mucha gente le son de gran ayuda, sobre todo cuando recién comienzan a practicar focusing. Hay otros focusing Trainers que, aún utilizándolos, prefieren no pensar en ellos, simplemente seguir el proceso.
Muchas sesiones de focusing no se ajustarán exactamente e estos pasos preestablecidos.
El acto interno del focusing se puede dividir en seis etapas, pasos o movimientos.
A medida que vas adquiriendo practica ya no necesitas pensar en ellos, de esta forma no se hará tan mecánico el procedimiento.
El proceso se ha dividido en estos seis pasos a los efectos de enseñarlo a gente que nunca ha trabajado con focusing.
A medida que vayas aprendiendo podrás ir acercándote de diferentes ángulos.
Las siguientes instrucciones, son un breve resume del manual de Focusing.
Si encuentras que alguna es difícil o no la entiendes, no importa continúa con la siguiente de una manera gentil y amable. Siempre podrás volver atrás.

El Lenguaje de la Salud

El cuerpo es el mapa físico de nuestra conciencia un fiel reflejo de cómo funcionamos en las distintas áreas de la vida.
Podemos hablar de 7 zonas corporales y cada una de ellas está relacionada con un área de la vida:

Cuello y garganta,
Nuestra forma de comunicarnos y expresarnos.
Pecho y caja torácica,
Habla de nuestra manera de relacionarnos y sentir las emociones.
Abdomen,
Tiene que ver con nuestra creatividad, no sólo desde el punto de vista artístico, si no con ser creativos al afrontar las situaciones diarias.
Piernas,
Tiene que ver con la seguridad en uno mismo y la capacidad de caminar en la vida hacia los objetivos.
Brazos,
Están relacionados con la capacidad de demostrar y recibir afecto, así como de concretar nuestros planes y metas.
Espalda,
Refleja la solidez de nuestros cimientos, como nos hemos ido construyendo.
Cabeza y mente,
Esta conformada por nuestros pensamientos pudiendo ser una mente repetitiva o creativa.
Cualquier síntoma físico es una oportunidad para hacernos conscientes de que hay un área en nuestra vida que necesita atención. Así, el trabajo corporal nos ayuda a tomar conciencia de nuestra realidad y nos proporciona una alternativa para llegar al bienestar.
A través del trabajo corporal nos preparamos para afrontar las diferentes situaciones de la vida con garantía.