20 dolores corporales ligados a un estado emocional específico

20 DOLORES CORPORALES DIRECTAMENTE LIGADOS A UN ESTADO EMOCIONAL ESPECÍFICO

Cada tipo de dolor puede estar relacionado con un estado emocional específico en nuestro interior. Esto significa que aunque seamos personas mayores, todavía tenemos muchas lecciones que aprender de la vida, para evitar el dolor. Una vez que la lección ya se ha incorporado, entendido y aprendido firmemente en nuestras vidas, ya puede ser enseñada a otras personas para que el dolor simplemente desaparezca.

Evidentemente, los dolores se sienten en alguna parte del cuerpo. Las experiencias de la vida se manifiestan directamente a través del cuerpo y cuando pasamos por un estrés emocional, el organismo muestra exactamente cuál es el problema. Lo único que tenemos que hacer es decodificarlo.

Dolor en los músculos: representa la desafiante capacidad de movernos en la vida. Nos indica qué tan flexibles somos con nuestras experiencias en el trabajo, en el hogar y con nosotros mismos. Trata de ser como el agua que se adapta a la vasija…

Dolor de cabeza: limitar la toma de decisiones. Las migrañas suceden cuando sabemos la decisión que debemos tomar, pero no lo hacemos. Asegúrate de tomarte un tiempo diariamente para relajarte. Haz algo que te ayude a aliviar esa tensión.

Dolor en el cuello: es un indicador de que puedes tener dificultades para perdonar a los demás, e incluso a ti mismo. Si te duele el cuello, reflexiona en las cosas que te gustan de ti y de los demás. Medita en la compasión…

Dolor de encías: está relacionado a decisiones que no tomas o que no toleras. Debes tener tus metas claras para ir hacia ellas!

Dolor en el hombro: puede indicar que estas llevando una gran carga emocional. Céntrate en la resolución proactiva de un problema y en distribuir esa carga a las demás personas que existen en tu vida.

El dolor de estomago sucede cuando, en sentido figurado, no has digerido una situación negativa. La sensación de vacío al no ser respetado causa una sensación en el estómago, y una pena profunda.

El dolor en la parte superior de la espalda indica que te hace falta apoyo emocional. Puede que sientas que nadie te quiere. Si estás soltero, podría ser hora de que conozcas a alguien.

El dolor en la parte baja de la espalda puede significar que el dinero te tiene preocupado o que te falta apoyo emocional. Puede ser el momento de pedir un aumento de sueldo o hacerte asesorar por planificador financiero para que te ayude utilizar mejor el dinero.

Dolor al hueso sacro y el hueso de la cola: puedes estar “sentado” sobre un asunto el cual debe ser dirigido. Llega al fondo del asunto y verás la resolución.20 dolores

El dolor en el codo tiene mucho que ver con la resistencia a los cambio en la vida. Quizás sea el momento de atreverse a mover las cosas, o por lo menos liberarte!

Dolor en los brazos: estás llevando algo o a alguien como una carga emocional. Puede ser el tiempo de preguntarse ¿por qué sigo llevando esta carga?

Dolor en las manos: simboliza que nuestro vínculo con los demás no se conecta. Si te duelen las manos, puede significar que no extiendes la mano lo suficiente a los demás. Trata de hacer nuevos amigos, restablece al conexión!

Dolor en las caderas: si has tenido miedo de moverte, eso se puede manifestar con un dolor en las caderas. El dolor en las caderas puede ser un signo de que eres muy resistente a los cambios y al movimiento. También puede señalar cautela en la toma de decisiones. Si estás pensando en ideas grandes, es hora de tomar la decisión. El dolor a las caderas, en general se relaciona al apoyo. Cuando se deslizan, generalmente se relaciona con un desequilibrio sobre como te estás relacionando con la vida. Sintiendo la falta de amor y apoyo.

Dolor en las articulaciones: como los músculos, las articulaciones son flexibles. Ábrete a nuevas formas de pensar, a nuevas enseñanzas y experiencias en la vida.

Dolor en las rodillas: las rodillas simbolizan nuestra relación con otra persona. Los problemas a las rodillas indican un problema para “doblarse”, para aceptar las cosas como son.

El interior de las rodillas se refiere a la comunidad, el trabajo, los amigos; el exterior se relaciona a los problemas personales. Recuerda: eres un humano, un simple mortal. No permitas que tu ego domine tu vida. El voluntariado puede ser muy beneficioso.

El dolor dental expresa el hecho de que no te gusta tu situación. Este disgusto reiterado afecta a tus emociones cada día de tu vida. Recuerda que una situación pasa más rápido si te concentras en los aspectos positivos.

El dolor en los tobillos muestra que no nos concedemos el derecho al placer, o a darte gustos. Quizás sea tiempo de ser mas tolerante contigo mismo y de perdonarte. Trata de darle sabor a tu vida amorosa!

El dolor que causa fatiga: aburrimiento, resistencia y negarse a lo que se necesita para moverse hacia adelante.
“¿Qué sigue ahora?” Ábrete a esa pequeña voz que habla despacio y te empuja suavemente a vivir nuevas experiencias!

Dolor en los pies: cuando estás deprimido, es posible que sientas un dolor en los pies. Mucha negatividad puede tener lugar bajo tus pies. Disfruta los pequeños placeres de la vida. Adopta una mascota o encuentra un nuevo pasatiempo, una pasión nueva. Busca la alegría.

Un dolor inexplicable en varias partes del cuerpo: La estructura celular del cuerpo se renueva constantemente, y durante este proceso se purga de energías negativas. El sistema inmunológico y todos los sistemas se debilitan. Así que mientras el cuerpo parece estar enfermo, esto es mas o menos un estado de compensación. Debes saber que pasará!

Fuente: Sendero Saludable

Elemento Metal y el Otoño: Soltar y abrirse a lo esencial

otoño.,..

El otoño marca el final de la estación de la abundancia (el verano) y con él llega el momento de soltar y de ir hacia adentro. La naturaleza nos enseña y muestra cómo los árboles y plantas se ajustan a este ciclo: sus hojas cambian de color y caen; vuelven a la tierra para enriquecerla y dar lugar a nuevas hojas en el futuro. Los árboles no guardan sus hojas por si fueran a necesitarlas. Confían en que se regenerarán nuevas.

Cuántos de nosotros nos aferramos a lo que hemos creado, producido o recolectado sin poder dejarlo ir? Cómo vamos a dar la bienvenida a lo nuevo sin soltar lo viejo? Cómo abrazar lo nuevo si no le hacemos espacio en nuestra vida? Al acumular (objetos, relaciones, dinero, actitudes y emociones) desafiamos los ciclos naturales y sanos de eliminación y renovación.

En este sentido, la energía de esta estación es la que más se ajusta y nos guía hacia la eliminación de los deshechos, de lo que no sirve, de lo viejo que hay en nuestras vidas, y nos abre la posibilidad a lo nuevo, lo fresco, lo puro conectado a nuestra esencia más profunda.

La tristeza es la emoción asociada al Metal. Cuando sufrimos una pérdida, una separación sentimos tristeza. La tristeza limpia nuestro interior y nos permite vivir el momento de soltar. Hacer el duelo y seguir. Si la energía del Metal está bloqueada o en desequilibrio, el estado de tristeza puede volverse excesivo y persistentes o, por el contrario, puede estar ausente.

Una de las características del Metal es la conductividad. No sólo calor y electricidad, sino que en la medicina china representa la cualidad de recibir y transmitir mensajes de manera adecuada. Es la cualidad de la comunicación.

Otras características del Metal son la regularidad, la precisión, el orden y las estructuras. El Metal puede ser rígido pero también maleable.

En el ciclo de las 5 transformaciones el Metal controla a la Madera y nutre al Agua. A su vez, es controlado por el Fuego.

Los órganos asociados: el Colon y los Pulmones

El Colon tiene como función eliminar de nuestro cuerpo lo innecesario o tóxico. El Colon funciona a nivel físico pero también a nivel mental y espiritual. Pensemos por un momento en la “basura” mental y espiritual que acumulamos a lo largo de un día, de un mes, de un año! Es necesario y saludable eliminarla. De otro modo, nuestra mente se vuelve tóxica y constipada, incapaz de ver lo bello y lo puro que nos rodea.

En la medicina china, la función principal del meridiano de Intestino Grueso (o Colon) es eliminar todo deshecho tanto a nivel físico como espiritual y mental. Tome un momento para chequear el funcionamiento de su Colon en el plano físico y encontrará que del mismo modo funciona su capacidad de eliminar a nivel mental.P e IG – recorrido

Además de soltar, también es un momento de dejar entrar lo puro. En general, el aire en otoño es más fresco que en verano. El meridiano de Pulmón es el encargado del intercambio entre nosotros y el medio: a través de los pulmones tomamos lo puro y nuevo que hay a nuestro alrededor.

Pulmones y el Colon trabajan juntos: uno toma lo puro y el otro elimina los deshechos. Si alguno de estos órganos no hace bien su trabajo pueden aparecer: bronquitis, dolor de garganta, enfisema, resfríos, diarrea, colon irritable, constipación y dolor abdominal. Y a nivel mental? Si existe una disfunción en alguno de estos meridianos/órganos podemos sentirnos deprimidos, testarudos (no dejamos ir), aislamiento, negatividad. Vemos el lado oscuro de las cosas.

El síntoma es el alerta que nos envía el cuerpo para decirnos que algo no anda bien. Si nuestro Colon no puede eliminar bien o nuestros Pulmones tomar lo nuevo, entonces deberíamos enfocarnos en restablecer estas funciones y preguntarnos sobre las causas, independientemente del modo en que se manifieste el desequilibrio. Restaurando el buen funcionamiento, el síntoma va a mejorar.

Autovaloraciónhoja.

En la medicina tradicional china, el otoño es la estación del Metal y el idiograma chino que se traduce como Metal 金 – jīn significa literalmente Oro. El elemento Metal nos recuerda lo valiosos que somos y nos invita a ponerle valor a aquello que está en nuestra vida en este momento. El otoño es la oportunidad de retornar a nuestra esencia eliminando lo que ya no necesitamos y revelando lo más precioso de nuestras vidas.

Así como el Metal da valor a la tierra (oro, plata y metales preciosos) , este elemento nos da el sentido de auto valoración. Todos somos únicos y muy valiosos pero, si la energía del Metal está en desequilibrio, no vamos a poder sentir cuánto valemos y valorarnos. Entonces, quizás intentemos compensarlo con lo que pensamos nos agrega valor: dinero, poder, estatus, etcetera. No decimos que sean malos en sí mismos sino que un afán desmedido de perseguirlos es síntoma de desequilibrio en el Metal porque, habiendolos adquirido, igual nos sentiremos vacíos.

Un desequilibrio en la energía del Metal nos hará buscar el reconocimiento en cosas externas y nos impedirá deshacernos o eliminar lo que ya no sirve debido a la creencia de que son estas cosas lo que nos dan valor. Este tipo de personas tienen dificultad para soltar porque identifican su propio valor como persona con las “cosas” conseguidas: logros, colecciones, posesiones y actitudes.

El elemento Metal en equilibrio nos da la justa medida en la valoración de nosotros mismos como el valor de las cosas, relaciones, actividades y hábitos de nuestra vida.

Retablecer nuestro Metal

Durante el otoño, el Metal está en su apogeo y es un momento particularmente bueno para tratarlo. Podemos restablecerlo a través de la acupuntura, del Shiatsu, el Do-In y ChiBall. También ayuda estar familiarizados con las características del ciclo en la naturaleza y sus implicancias para actuar en armonía con estos principios. En la naturaleza se entra en un período de descanso, deberíamos honrar esto yendo más hacia adentro: hablando cuando sea necesario, tener comportamientos calmos sin demasiado gasto energético.

Algunas sugerencias para vivir en armonía durante el otoño:

Hacer una limpieza profunda y a conciencia de nuestros placares, escritorios, garages y piezas de guardado. Donando o vendiendo aquello que ya no nos sirve y pueda ser valioso para otros.
Examinar actitudes (prejuicios, envidias, celos, resentimientos) que hayamos almacenado en nuestra mente. Intentar resolver diferencias con quienes las hayamos tenido y dejarlas ir.
Si no es posible resolver cuestiones con el otro o si hay asuntos a resolver con uno mismo, escribirlas con el mayor detalle y luego quemar las hojas simbolizando la liberación de su contenido.
Tomar tiempo para respirar pausada y profundamente, aunque sea un rato cada día.

Fuente: KiFlows

Poder emocional para sanar nuestro cuerpo

mujer,.

Cuantas veces en nuestras vidas hemos tenido unas pautas negativas, una mala relación, apuros económicos o incluso odio de nosotros mismos y estas emociones nos han llevado a sufrir una enfermedad (gripe, ansiedad, malestar general, etc..). Estas emociones las podemos empezar a cambiar hoy mismo con el poder de nuestra mente y con nuestra fuerza interior. Con el fin de eliminar para siempre un trastorno físico o enfermedad, tenemos que empezar por trabajar primero disolviendo la causa mental para posteriormente acabar disolviendo el trastorno físico o enfermedad. El problema es que muchas veces no sabemos cuál es la causa y nos resulta muy difícil descubrir por dónde empezar a buscar.
Para cada trastorno en nuestra vida hay una necesidad, es decir, el síntoma es solo un efecto externo. Debemos de ser capaces de entrar o mirar en nuestro yo interior para disolver la causa mental.

Las pautas mentales causantes de la mayoría de los malestares del cuerpo són: la crítica, la rabia, el resentimiento y la culpa. Si uno se entrega a la crítica durante mucho tiempo, ésta suele conducir enfermedades como la artritis reumatoide. La rabia se transforma en emociones negativas que queman e infectan nuestro cuerpo. El resentimiento que se alberga dentro nuestro durante mucho tiempo se corroe y acaba conduciendo finalmente a la formación de tumores y cánceres. El sentimiento de culpa siempre busca castigo y conduce a sufrir dolor.

Realmente creo que es importante entender la conexión que existe entre los pensamientos y los trastornos físicos que pueden afectar a diferentes partes del cuerpo. Cuando sufrimos una enfermedad y somos capaces de ver en nuestro yo interior, sin darnos cuenta, somos capaces de enterarnos de cómo sin saberlo, hemos sido capaces de crearnos este mal a nosotros mismos, y esto tendrá una gran importancia en nuestra vida y probablemente en este momento dejaremos de culpabilizar a la vida y a otras personas de nuestros problemas emocionales y de salud. Debemos responsabilizarnos totalmente a nosotros mismos de nuestra propia salud. Por ejemplo, una persona que sufre torticulis muy a menudo, debe reflexionar sobre su flexibilidad ante opiniones diferentes a las suyas, seguramente será una persona muy inflexible ya que el cuello representa la flexibilidad en las opiniones y la disposición que tenemos a ver diferentes aspectos de un asunto. A medida de ir cambiando este aspecto de nuestro carácter y de volvernos más flexibles a la hora de pensar y a la vez volvernos más comprensivos con los puntos de vista diferentes a los nuestros, nos daremos cuenta como poco a poco van desapareciendo los problemas o molestias en nuestro cuello. Es decir, cuando sientas rigidez en el cuello, mira dentro de ti y busca dónde está la rigidez de tu pensamiento.

Esto no es un trabajo fácil para que nos vamos a engañar, pero si que es un crecimiento personal que podemos ir trabajando poco a poco.

Fuente: La Ciencia de la Naturaleza

¿Quieres aprender más rápido? Usa tu cuerpo

manos3

¿Alguna vez te has tratado de “visualizar” un problema? ¿Te has “aferrado” a alguna idea? ¿O has “barajado” diferentes opciones?

El lenguaje del aprendizaje está lleno de referencias a partes del cuerpo distintas al cerebro.

Tal vez esas expresiones sugieran algo más profundo. Los investigadores están descubriendo que el aprendizaje resulta más fácil, rápido y duradero si las lecciones incluyen el cuerpo además de la mente, ya sea gesticulando con los brazos o caminando por una habitación.

¿Pueden estos descubrimientos mejorar la enseñanza y el aprendizaje en el futuro? ¿Deberían afectar al uso de la tecnología en las aulas?

En cierto sentido, la idea de que el cuerpo puede contribuir al aprendizaje no debería ser una sorpresa.

Muchos de nosotros probablemente empezamos a comprender aritmética básica contando con los dedos.

“En el pasado, se ha argumentado que, a medida que aprendemos, mejoramos nuestra capacidad de pensamiento abstracto”, explica Andrew Manches, maestro y psicólogo de la Universidad de Edimburgo, en Reino Unido.

“Los niños pequeños se apoyan en objetos físicos, pero si ahora me piden en una reunión que resuelva una operación y yo saco unos bloques para ayudarme, evidentemente parecerá absurdo”.

Convencionalmente, podría haber una inclinación a pensar que los profesores deberían ayudar a los niños a abandonar los objetos físicos y la gestualidad para prepararlos para el mundo adulto.

Pero lo cierto es que el mundo físico nunca abandona nuestra mente. Por ejemplo, cuando procesamos verbos como lamer, dar patadas o agarrar, los escáneres médicos muestran que las partes de nuestro cerebro que controlan los músculos de nuestra cara, piernas y manos, respectivamente, se iluminan con la actividad.

Y hasta el concepto más abstracto puede tener una base en el mundo real.

Cuerpo y mente

Estudiante muestra los dedos

Aprender a contar con los dedos de las manos es algo muy común en todo el mundo.

Esta teoría se llama cognición corpórea, y sugiere que lo que ocurre en nuestras mentes surge de nuestras acciones e interacciones con el mundo que nos rodea.

Esto significa que fomentar modelos de pensamiento y aprendizaje puramente abstractos en los niños puede hacer que las lecciones resulten más difíciles de comprender y recordar.

La ciencia empieza a respaldar la idea de que, en el aula, las acciones dicen más que las palabras.

Spencer Kelly, un psicólogo de la Universidad Colgate de Hamilton, Nueva York, ha descubierto que las personas gesticulan tres veces más cuando consideran que es especialmente importante comunicar su mensaje, lo cual sugiere que, incluso aunque solo sea a nivel subconsciente, apreciamos el valor comunicativo de nuestro lenguaje corporal.

Kelly también ha encontrado pruebas de que a la gente le gustan más los profesores que utilizan movimientos de los brazos y de las manos para dar énfasis.

Pero el movimiento puede lograr mucho más que mejorar la popularidad de un profesor.

Hay estudios que demuestran que los niños pequeños aprenden más si el profesor utiliza gestos al explicar un concepto.

Además, Susan Wagner Cook, una psicóloga de la Universidad de Iowa, ha descubierto que los niños comprenden conceptos nuevos de manera más efectiva si se les enseña a imitar y repetir los gestos que usa su profesor, y que las lecciones con palabras y gestos duran más en la memoria de los alumnos que las que solo incluyen palabras.

Ayuda tecnológica

Hay un lugar para la tecnología en todo esto, especialmente con el ascenso de dispositivos de reconocimiento gestual como el Nintendo Wii, el complemento Kinect de Microsoft para Xbox y las tabletas con pantalla táctil.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Berkeley, en California, convirtió dos mandos para videojuegos Wiimote en un dispositivo que ayuda a los niños a visualizar tasas de equivalencia. Por ejemplo, para comprender cómo, si una planta crece el doble de rápido que la otra, la diferencia entre sus respectivas alturas aumenta con el tiempo.

Este concepto puede resultar difícil de comprender para los niños.

Niños contentos

Cuando se les pide que utilicen las manos para representar las distintas tasas de crecimiento, algunos alumnos colocarán una mano ligeramente más alta que la otra, pero luego irán elevando las dos a la misma velocidad.

El dispositivo creado por el equipo de Berkeley proporciona comentarios instantáneos y específicos para los niños, ayudándolos a que los gestos de sus manos representen correctamente lo que ocurriría a medida que crezcan las dos plantas.

Después, hasta los alumnos con dificultades son capaces de explicar con palabras que realmente entienden por qué mover las manos a diferentes velocidades es la respuesta correcta..

El sensor Kinect también se está usando en estudios para ayudar a los niños a aprender a distribuir números de forma más precisa en un espacio físico: una habilidad simple, pero fundamental para la comprensión matemática.

La mayoría de la gente sabría, por ejemplo, que debe colocar el número 50 exactamente en la mitad de una línea con un 0 en un extremo y un 100 en el otro.

Un grupo de investigadores de la Universidad Eberhard Karls de Tübingen, Alemania, descubrió que los niños de siete años eran capaces de colocar los números en esa línea con mayor precisión si se les permitía caminar a lo largo de la línea situada en el suelo (con sus movimientos capturados y analizados por el sensor Kinect) que si usaban un ratón para utilizar una representación de la línea en una pantalla.

Manches ha empezado a explorar si Kinect ofrece una forma de reimaginar los clásicos bloques infantiles.

La tecnología permite que los niños agarren y manipulen bloques virtuales en la pantalla usando los mismos gestos que usarían para jugar con los bloques reales, pero los bloques virtuales ofrecen nuevas posibilidades, como cambiar de color al ser separados en unidades menores, lo que proporciona ideas frescas a los niños sobre cómo se pueden subdividir los números.

Más gestos

A la luz de todo esto, resulta tentador concluir que los profesores y sus alumnos deberían ponerse a saltar o a girar los brazos como aspas de molino durante las lecciones.

No obstante, Manches recomienda cautela.

El problema es que la ciencia todavía no ha descifrado exactamente cómo funciona la relación entre cuerpo y mente.

Niño en una bici

¿Por qué no olvidamos nunca cómo andar en bicicleta?

“No se puede pasar a la fase de predicción e intervención demasiado pronto”, afirma.

Eso no quiere decir que no haya teorías sobre lo que ocurre, especialmente cuando se trata de entender por qué los gestos ayudan a almacenar información en la mente de forma más duradera, explica Cook.

Las lecciones que aprendemos en la escuela suelen exigir memoria declarativa, es decir, datos que somos capaces de recordar o “recitar” conscientemente en una fecha posterior.

Pero algunos de nuestros recuerdos son no declarativos: cosas que somos capaces de recordar sin poder explicar por qué.

El ejemplo clásico es que nunca se olvida por completo cómo montar en bicicleta.

Los movimientos físicos parecen ser especialmente adecuados para crear recuerdos no declarativos, por lo que, al gesticular a la vez que se habla, hacemos que nuestro cerebro cree dos recuerdos independientes de un acontecimiento, mejorando las posibilidades de recordarlo posteriormente.

Aunque investigadores como Manches y Cook siguen siendo reticentes a fijar directrices prescriptivas para los profesores, su cautela comienza a disminuir.

“Hace cinco años podría haber dicho que darles instrucciones a los profesores basándose en estas investigaciones podría resultar perjudicial”, afirma Cook.

Hoy le preocupa menos esa posibilidad, en parte porque ninguno de sus estudios hasta la fecha ha revelado ningún efecto secundario negativo.

“En todos los estudios en los que hemos puesto a prueba la importancia de los gestos, hemos descubierto que funcionan”, asegura.

“Incluso en entornos experimentales en los que pensamos que los gestos no funcionarían”.

Vía: BBC