Si cambias tu manera de moverte, cambias tu forma de vivir

Originalmente publicado en ~ Feldenkrais® Barcelona ~:

cambian

Si cambias la manera de moverte, cambias tu manera de pensar y tu vida cambia!

Si cambias la manera de moverte, cambias la manera de pensar. Moshe Feldenkrais

A través de secuencias de movimientos diseñadas por Moshe Feldenkrais, en las que a partir de la exploración y la vivencia de tu propio cuerpo en movimiento, descubrirás las mejores opciones del mismo, obteniendo una sensación de libertad y bienestar que permanecerá en el tiempo.

Este proceso basado en la propia experiencia corporal te permite influir en tus hábitos cotidianos, variarlos, descubrir nuevas posibilidades y organizarte mejor a nivel gestual. Esta mejora de la funcionalidad del movimiento aparece progresivamente reflejada tanto en las tareas más cotidianas (estar sentado, alcanzar un objeto, mantenerse de pie, levantarse) como en aquellas donde se requiere gran habilidad (bailar, actuar, cantar, hacer deporte). Y ello en cualquier situación y a cualquier edad.

Cuando se producen cambios en algún…

Ver original 90 palabras más

Coaching Somático Integral

El Coaching Somático es un proceso en el que la persona se abrirá a la posibilidad de trabajar con su cuerpo y descubrirá como éste es el contenedor de lo que siente, entenderá porqué adopta algunas posturas que le provocan dolor y malestar y aprenderá a lograr un estado de vitalidad plena. Es un Coaching Integral, pues engloba a la persona en su totalidad, mente cuerpo y emociones. El Coaching Somático Integral®, aplicado a empresas, enriquece a las personas y permite lograr resultados de excelencia, mejorando su clima laboral, creando equipos de trabajo eficientes y motivando al personal que trabaja en ellas, para que encuentren mejor satisfacción en sus vidas. La misión, es ofrecer servicios de Coaching Integral, para que las personas y empresas desafíen sus propios paradigmas y produzcan los cambios transformacionales que les permitan desarrollarse óptimamente.

Beneficios de la práctica del Método Feldenkrais®

• Mejora dolencias físicas, desde las musculares hasta las articulares.

• Mejora la postura, la flexibilidad, la coordinación, la eficiencia y la organización de nuestros movimientos.

• Ayuda a tratar artrosis, lumbáagia, escoleosis, osteoporosis, contracturas, dolor cervical y lumbar.

• Elimina la presencia de la tensión muscular.

• Previene lesiones y acelerar su recuperación.

• Aliviar las tensiones crónicas y el dolor severo.

• Perfecciona los movimientos para brindarles fluidez y naturalidad.

• Amplia el repertorio disponible de movimientos.

• Mejora la Coordinación, Ritmo, Calidad y Eficiencia del movimiento.

• Aumenta la flexibilidad muscular.

• Elimina la presencia de la tensión muscular.

• Brinda sensación de vitalidad.

• Equilibra la respiración.

• Favorece el equilibrio emocional.

NEUROLÓGICOS:

• Crea nuevas conexiones neuronales.

• Estimula el Cerebro y su capacidad para seguir aprendiendo.

• Previene el envejecimiento y estimula la curiosidad.

• Mejora la movilidad tras un accidente físico o neurológico.

CREATIVOS:

• Desarrolla y estimula, la atención, sensibilidad, ceatividad, percepción e intuición.

• Desarrolla la habilidad para buscar nuevas soluciones.

• Contribuye al despertar de nuevas capacidades y mejora y afina las existentes.

• Mejora la autoimagen, la autoconciencia.

•  Aumenta la percepción sensorial.

Vía: Feldenkrais Barcelona

El Método Abdominales Sin Riesgo©(ASR)

El método « Abdos sans risque® » (Abdominales sin riesgo©) ha sido creado por Blandine Calais Germain

Blandine Calais-Germain, observó a lo largo de los años la demanda de numerosos profesionales que se dieron cuenta de que muchos ejercicios de abdominales acarreaban riesgos para el cuerpo. En respuesta a ello Blandine creó en 2007 una secuencia de ejercicios especiales para fortalece estos músculos sin que conlleve ningún riesgo por ello.

Pero “Abdominales sin riesgo” es mucho más que una serie de ejercicios no peligrosos. Es una forma totalmente nueva de trabajarlos, combinando constantemente la tonificación, la alternancia, los estiramientos y las coordianciones de los músculos abdominales.

Es una manera totalmente nueva de trabajar los abdominales , concebida para evitar principalmente los riesgos sobre el periné, la pared abdominal y los discos intervertebrales.

Este método se practica como un ciclo de 10 cursos, con una progresión del 1r al 10. Los primeros cursos sirven sobre todo para instalar las bases corporales del método. Luego, de un curso al otro, cada secuencia de movimiento del curso se vuelve más compleja y más física.

El método puede ser enseñado sólo por las personas que han recibido la formación profesional completa ” Abdominales sin riesgo© ” organizada por Blandine Calais Germán.

Clases de Abdominales Sin Riesgo en España

(después de 18min 30′ sale el ejercicio abdominal)

Mejorando la Autoimagen y la Autoconciencia

El Método Feldenkrais® es un método de aprendizaje sobre uno mismo a través del movimiento, que apunta a lograr una mejor calidad de vida. Mejora la postura, la flexibilidad, la coordinación, la eficiencia y la organización de nuestros movimientos.

Desarrolla la atención, la sensibilidad y la creatividad. Permite una mejor utilización de la energía del cuerpo.

Sirve de guía para aprender a moverse sin esfuerzo ni tensiones. Nos enseña a optimizar nuestros patrones de movimiento haciéndolos más eficientes, de modo de abandonar hábitos dañinos para nuestro cuerpo.

Mejora la autoimagen, la autoconciencia y la salud en general.

El Método Feldenkrais se aplica tanto para el trabajo con niños como para trabajar con adultos en general. Puede serle especialmente útil a atletas, músicos, actores y bailarines, así como también a personas con problemas ortopédicos, neurológicos o en rehabilitación.

El proceso interno del método se orienta a la posibilidad de aprender desarrollando el potencial inherente a cada ser humano. En este tipo de enseñanza no existen objetivos externos absolutos que lograr, sino un proceso personal, donde cada uno aprende y se desarrolla de acuerdo a sus posibilidades.

Modalidades del Método:

Clases Colectivas:

(ATM) Autoconciencia a Través del Movimiento

El profesor guía verbalmente al grupo a través de secuencias de movimientos, explorando posibles variaciones y separándolo en sus componentes más pequeños para ir creando nuevas conexiones entre las distintas partes del cuerpo que participan en el movimiento. De este modo se genera un movimiento armonioso, fácil, disfrutable y exento de tensión. En esta modalidad existen cientos de lecciones distintas, dirigidas a distintas funciones del cuerpo, que tratan problemas específicos y están orientadas a distintas habilidades. Por esta razón es posible crear un programa de trabajo que se ajuste a las necesidades particulares de un grupo determinado. Cada alumno participa en la clase a su propio ritmo, según sus posibilidades y adquiere su propio beneficio, de modo que no se necesita entrenamiento previo para asistir a un curso. Esta propuesta de trabajo permite mejorar tanto el rango como la calidad de nuestros movimientos ampliando la autoconciencia en la acción y permitiendo el acceso a nuevas posibilidades.

Sesiones Individuales:

(IF) Integración Funcional.

En esta modalidad se trabaja en forma individual. El profesor guía los movimientos del alumno con sus manos, comunicándose con sus patrones habituales de movimiento, sugiriendo variaciones y mejoras a estos patrones para ir logrando un aprendizaje orgánico a partir de la forma particular de moverse de cada alumno. Las lecciones se adaptan a las necesidades específicas del alumno ampliando la atención y la habilidad de moverse de una manera más funcional.

Huesos para la vida – Bones for life

Es un método creado por Ruthy Alon, basado en el aprendizaje natural y dinámico ideado por Moshé Feldenkrais.

Es un programa de movimiento para estimular el fortalecimiento de los huesos.

Trata de restablecer una postura erecta capaz de sostener el peso y procura un uso eficiente de la fuerza distribuida por todo el cuerpo.

El programa prevé series de movimientos simples pero inusuales, algunas tumbados, otras sentados o de pie cerca de la pared, que implican de manera proporcionada y armoniosa todas las partes del cuerpo.

Las combinaciones de movimiento propuestas en el programa de HUESOS PARA LA VIDA® están construidas a partir de los esquemas originarios de locomoción que están presentes en la naturaleza.

Ruthy Alon

Ruthy Alon

Cualquier organismo que funcione bien se mueve con un movimiento coordinado y armonioso utilizando todas las partes del cuerpo.

Un andar armónico, elástico y dinámico, con un paso vivo, crea aquellas pulsiones rítmicas que permiten a la sangre, que lleva consigo elementos nutritivos y oxígeno, penetrar en el tejido sólido del hueso y favorecer el crecimiento de nuevas células óseas.

También las personas con una movilidad reducida o con frágiles condiciones funcionales a causa de osteopenia u osteoporosis pueden hacer la experiencia con toda seguridad de los movimientos y pulsaciones elásticas que están en la base de la salud y por lo tanto de la fuerza del tejido óseo.

El aprendizaje somático propuesto en HUESOS PARA LA VIDA® es útil para:

  • alinear toda la columna vertebral para evitar la compresión y el aplastamiento de algunas partes
  • incrementar la flexibilidad así como a su vez la estabilidad
  • reorganizar el sistema pie/rodilla/cadera en una postura espontánea, cómoda y derecha, segura y capaz de sostener el peso
  • coordinar una forma de andar elástica y dinámica
  • ejercitarse en la resistencia controlada de la presión
  • desarrollar la habilidad y la destreza en recuperar y reencontrar el equilibrio
  • organizar el sistema muscular de los esfínteres en “contener” resistiendo a la fuerza de la gravedad
  • aumentar la confianza en uno mismo a través de la confianza en un esqueleto más seguro
  • envejecer placenteramente y en forma

El Método Feldenkrais®, reeducando el sistema nervioso

El propósito de mi método es que el cuerpo esté organizado para moverse con un mínimo esfuerzo y máxima eficacia, no a través de la fuerza muscular, sino de un mayor conocimiento de su funcionamiento.— Moshé Feldenkrais.

La modificación de los hábitos y patrones corporales representa un proceso lento que necesita tiempo y fuerza de voluntad.

Las causas hay que buscarlas según Feldenkrais en dos hechos: uno es que implica reprogramar el sistema nervioso y dos, que estas pautas representan algo más que un simple hecho corporal. El primer obstáculo a superar es la fuerza del hábito. La repetición temporal de movimientos y posturas produce un proceso de familiarización que nos acostumbra a sentirlos como algo natural. Y más aún, muchas tensiones se han convertido en una costumbre tan profunda que llegamos incluso a perder conciencia de ellas.

Para mostrar esta idea, Feldenkrais expone un ejemplo tan sencillo como girar de forma natural hacia arriba y hacia abajo la palma de la mano con los dedos extendidos. Al hacerlo tomamos conciencia de que cuando la mano está hacia abajo tendemos a extender los dedos, mientras que cuando está hacia arriba los contraemos. Esto se debe a que normalmente ponemos la mano boca abajo para coger objetos, y hacia arriba para mirarlos y acercarlos. La pregunta es ¿cuántos movimientos responden al hábito de la experiencia y no somos conscientes de ello?

Modificar un patrón de movimiento significa tener que reeducar al sistema nervioso, ya que tiende a conservar y perpetuar hábitos aprendidos. Pero el conflicto puede ir más allá cuando tomamos conciencia de que nuestra memoria motriz es capaz de impedir, en muchos casos, que encontremos la sensación correcta en una postura porque eso puede suponer hacer lo que percibimos como «raro» o «equivocado» respecto a nuestra impresión habitual.

Hay que repetir y sentir las nuevas alternativas de movimiento para conseguir que aquello que percibimos en un principio como algo extraño, pero que es lo correcto, se convierta en un nuevo hábito.

El Método Feldenkrais® es un proceso educativo, dinámico y poderoso, que a través de movimientos fáciles y suaves orienta la atención hacia lo que ocurre, tanto dentro de nosotros -cuerpo y sistema nervioso-, como a lo que ocurre en el mundo exterior -espacio y sociedad-.

Feldenkrais no enseña, no muestra, no explica; nos conecta con nosotros mismos, creando el marco adecuado para desarrollar la habilidad de aprender. Este aprendizaje orgánico (sensorio-motriz) está basado en el desarrollo evolutivo. Evocando el conocimiento natural, busca estrategias, crea variaciones, improvisa situaciones para que cada persona pueda organizarse con el mínimo de esfuerzo y el máximo de eficacia.

Este método permite tratar satisfactoriamente problemas neurológicos y músculo esqueléticos. Mejorar la autoimagen y descubrir qué es lo importante para nuestra vida, son los caminos que nos llevan a comprender que “nada es permanente con respecto a nuestros patrones de comportamiento excepto nuestra creencia que ellos sean así “ La clave está en cómo hacemos lo que hacemos y no en qué hacemos.

Tomar conciencia, darnos cuenta, prestar atención a nuestros movimientos, favorece la percepción y el equilibrio del esqueleto. Con curiosidad y placer y desde un nivel profundo vamos luego, trasladando este aprendizaje a la vida cotidiana.

Otros métodos han descubierto abordajes eficientes, que luego comparten enseñando sus principios. Feldenkrais se diferencia porque crea las condiciones para que el organismo encuentre su sabiduría original, dándole a la persona su propia fuerza, le enseña a pensar y confiar en sí misma.

El Método Feldenkrais trabaja con la esencia del movimiento. Investigar tus movimientos y escuchar los resultados es el camino dónde podemos diferenciar y filtrar lo que es bueno para nosotros y qué no lo es. Así podemos mejorar cualquier técnica del movimiento que nos interese.

El Método Feldenkrais es para todos que quieren:
– librarse de los dolores crónicos de espalda, cuello, piernas, de constante tensión, de fatiga crónica, empezar a respirar con facilidad;
– recuperar movilidad y flexibilidad natural;
– aprender a recuperarse rápidamente del estrés del día;
– alargar la juventud hasta la profunda vejez.

FeldenkraisLa vitalidad son las ganas de hacer y la capacidad de hacer. Cuando accedemos a nuestra vitalidad no solamente nos sentimos mejor, sino que somos capaces de dar más al mundo. Para eso, es fundamental acrecentar la consciencia de nosotros mismos, la cual te ayuda a que organismo funcione de la mejor manera, y tu mente, tus emociones y tu cuerpo se armonicen.

Con las clases de Feldenkrais gozarás de más vitalidad, dispondrás de más energía, te sentirás mejor contigo mismo.

El Método Feldenkrais y la autoconsciencia a través del movimiento: el cuerpo se reconoce a sí mismo a través del movimiento autoconsciente. De esta manera cuerpo y cerebro interactúan para elegir su acción libre de condicionamientos y ejecutarla como una representación del potencial de su autoimagen.

Con una mayor conciencia de cómo funcionas, tienes la oportunidad de desarrollar destrezas en las habilidades básicas como acostarse, levantarse, sentarse, ponerte de pie, caminar y correr. Según tus necesidades, puede adaptar lo aprendido a lo que deseas aprender. Si necesitas rehabilitación aprenderás a recuperar gradualmente la capacidad que perdiste. Con un enfoque más eficiente, puedes moverte con menos esfuerzo y molestias, tener una respiración más fluida, mejor coordinación y equilibrio. Probablemente, esto también afecte a tu vida emocional obteniendo una recuperación más rápida después de una lesión o un acontecimiento de estrés.

La conciencia, es un estado en el que sé lo que puedo saber.