Goji, las cerezas del Himalaya

Siempre que me hablan de productos nuevos, de productos milagro utilizados en la medicina natural, desconfío. Desconfío como posiblemente Ud. querido lector que, cansado de tanto marketing, publicidad engañosa, etc. no hace caso de las informaciones, que a través de distintos medios de comunicación, le llegan constantemente. La piedra filosofal no existe, la fuente de la eterna juventud no existe y…la panacea, la medicina, la planta que todo lo cura tampoco desgraciadamente existe. De ahí que cuando hace unos meses y a través de los contactos que tengo con distintos laboratorios, principalmente en Estados Unidos, empezaron a insistirme en que había un producto con unas características asombrosas, yo también desconfié. Pero la verdad es que cuando en uno de los artículos que cayó en mis manos, pude leer textualmente que aquel producto tenia 500 veces la cantidad de vitamina C que contenían las naranjas, despertó mi curiosidad. Recordé a mi ídolo Linus Pauling (dos veces premio Nóbel) y principal impulsor de la medicina ortomolecular, que se inyectaba diariamente cantidades de vitamina C que sobrepasaban cualquier cantidad recomendadada.

Bayas Goji
Bayas Goji

Posiblemente si Linus Pauling, a cuya admiración debo el ser Químico, hubiese tenido conocimiento de la existencia de unas cerezas, que se cultivaba en los valles de la cordillera del Himalaya, las habría incorporado a su dieta y habría asimilado la vitamina C en las cantidades que quería de una forma totalmente natural, además de una serie de factores, por las que a aquellas cerezas se las considera actualmente, como el alimento con mas densidad de nutrientes beneficiosos para nuestro organismo.

Tanto me interesó aquel producto que después de algunos meses y de recopilar información sobre el mismo, escribí un libro titulado “Goji, las cerezas del Himalaya”, que será publicado en breve Con este artículo lo único que pretendo es poner en su conocimiento la historia, la composición y la experiencia curativa acumulada durante más de 2000 años de Goji, las cerezas del Himalaya. Juzguen Uds.
Por Antolin de la Torre Cortes
Articulo publicado en la revista Verdemente y Diario Liberal

*La ciencia ha revelado que el secreto de los beneficios de la cereza de goji se encuentra en un grupo de moléculas bioactivas únicas denominadas “polisacáridos Lycium barbarum” (LBP, por su sigla en inglés) que no se encuentran en ninguna otro alimento en la Tierra. La cereza de goji ha sido venerada en todas partes de Asia por su capacidad para el equilibrio de las energías del cuerpo, especialmente “la fuerza vital” conocida como chi. Nombrado así por el “go” de goji y chi, el término chino antiguo con que se denomina a “la fuerza vital”

Anuncios

2 comentarios en “Goji, las cerezas del Himalaya

    1. hasta donde tengo entendido no hay ninguna, ya que el jugo es totalmente natural y lo puede ingerir la persona sana tanto como la enferma, aunque el cáncer sea muy avanzado. en Cartagena Colombia tenemos el caso de un hombre enfermo con cáncer estomacal desausiado, de eso hace un año en este momento se encuentra gozando de una excelente salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s