Mejorando la calidad de vida

El ejercicio moderado y el yoga ayudan a las mujeres en la menopausia.  El ejercicio moderado, como pasear o practicar yoga, hace de la menopausia un periodo más fácil de llevar, según los resultados de un estudio publicado en la revista ‘Annals of Behavioral Medicine’.

En un momento en el que la información acerca de las diferentes estrategias farmacológicas para tratar los síntomas asociados al climaterio es algo confusa, un trabajo elaborado por investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania, Estados Unidos, sugiere que caminar o dar clases de yoga estimula el bienestar emocional de las mujeres.

El estudio incluyó a 164 mujeres sedentarias que sufrían sofocos, sudores nocturnos u otros síntomas de la menopausia. Aunque los resultados no mostraron una evidencia clara de que cualquiera de estas formas de ejercicio alivie estos síntomas, tanto el yoga como los paseos dieron un empujón emocional a las participantes y mejoraron su puntuación acerca de su calidad de vida.

Tras cuatro meses de actividad, los niveles de felicidad de estas mujeres eran superiores a los de las que formaban parte del grupo control, que no realizaban ningún tipo de ejercicio. También ganaron en “calidad de vida relacionada con la menopausia”, que medía las sensaciones acerca de su salud física y emocional, bienestar y sexualidad.

“Definitivamente, recomendaría el ejercicio para aumentar el bienestar psicológico” en esta etapa de la vida, declaró Steriani Elavsky, profesora de kinesiología en la Universidad de Pensilvania y autora del estudio.

Para comprobar si estas u otras actividades son capaces de disminuir los síntomas de la menopausia serán necesarias más investigaciones, según Elavsky. Algunos estudios han determinado que, dado que el ejercicio aumenta la temperatura corporal, podría estimular la aparición de sofocos, señaló la autora.

No obstante, Elavsky y su equipo señalan que caminar y practicar yoga no sólo no aumentan la aparición de estas alteraciones sino que, por el contrario, las mujeres que lograron mejorar su estado cardiovascular durante el periodo que duró el estudio sufrían menos síntomas. Esto es “esperanzador”, declaró Elavsky, porque es algo que las mujeres pueden cambiar de forma sencilla realizando actividades que aumenten la frecuencia cardiaca.

Fuente: El Mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s