El cuerpo es la caja negra que registra todo

Mario Salvador es psicólogo especializado en el trauma, esa mochila que sobrecarga una vida. Liberándose de ella, dice, surge el verdadero ‘yo’.

De niño, este psicólogo y psicoterapeuta gallego quiso ser arqueólogo, porque uno de sus profesores les llevaba, a los alumnos, a descubrir tesoros por el campo, a tocar la historia con las manos. Hoy, Mario Salvador (Lugo, 1959), se podría decir que ha fusionado la arqueología con la psicología. Estudia el arte de la psicoterapia como camino para hallar el tesoro más bien guardado de las personas: su verdadero yo. Para ello necesita levantar pesadas piedras, traumas que las vivencias van registrando en la mente y, siempre también -asegura-, en el cuerpo.

-¿Al cuerpo no se le pasa nada por alto? El cuerpo es como una caja negra en la que todo queda registrado. En la vida, cada uno vamos construyendo nuestras ideas del yo, en base a las experiencias que vivimos, algunas más o menos traumáticas. Acceder a los momentos en los que se escribió el mapa de esos diferentes yopermite reescribir lo que somos. Las ideas del yo son mutables, y accediendo a la caja negra, podemos llegar a la dimensión esencial de uno mismo.

-Por eso, a su libro sobre el yo y los traumas que lo cubren, lo ha titulado ‘Más allá del yo’ (ed. Elefthería). ¿A quién va dirigido? Está llegando al público en general, aunque en principio, lo hice pensando en los profesionales de la psicología y la psicoterapia. Porque la psicología, hasta ahora, ha estado muy basada en la evidencia, solo lo que la ciencia ha podido demostrar se aplica. Pero la ciencia es una lente muy pequeña, no solo funciona lo que ella explica. Cada cosa tiene un significado único para cada uno, porque somos muy complejos, y ser comprendido es un proceso de relación.

-¿Cómo sabes que te comprenden? Porque la respuesta que te da el otro está en sintonía, encaja. Si tú estás enfadado y yo te tomo en serio, eso encaja. Si tu estás asustado, y yo te ofrezco protección, encaja. Si estás triste y empiezo a explicar chistes, no encaja. Yo resueno con tu experiencia, sea de trauma o de placer.

-¿Cómo atrapa el cuerpo al trauma? En realidad, no son los acontecimientos lo que nos traumatiza, el trauma es algo muy físico, muy corporal. Depende de cómo nuestro cuerpo responde, de una manera refleja, a algo que nos amenaza. No manda nuestro cerebro pensante, sino el cerebro subcortical, sin pensamiento ni lenguaje. Ante una amenaza, podemos luchar, huir o, si no se puede escapar, un temor inenarrable queda congelado, nos paraliza y produce una desregulación orgánica y hormonal. Aún se conoce poco cómo el trauma afecta a nuestra biología. Muchas enfermedades autoinmunes tienen su origen en traumas como un desprecio. El cuerpo recuerda toda historia vivida.

-¿Y cómo se lee el cuerpo? Escuchándolo, fijándonos en nuestras sensaciones físicas y reacciones, gestos y microexpresiones. La práctica del mindfulness nos ayuda mucho en la terapia, hablar es solo la puerta de entrada, la profunda relación consigo mismo llega escuchando el propio cuerpo, y el mindfulness permite hacerlo observando con amor y aceptación de las propias experiencias y emociones, sin intervenir racionalmente.

-Es como hacerse amigo de uno mismo. Sí, una buena terapia es la que logra reinstaurar la autocapacidad de cura, con libertad, con capacidad de elección desde la conciencia. Cuerpo y cerebro tienen una capacidad innata para curarse. Pero para curar el trauma, hay que querer mirarlo.

-¿Cuál es el trauma que más acusan sociedades como la nuestra? El peor y más común es el trauma del déficit en las vinculaciones personales, los traumas más dañinos tienen que ver con la falta de seguridad, apoyo y cuidado en las relaciones, y el trauma de nuestra cultura es calmar en el consumo la necesidad de lo que de las personas no recibimos.

Fuente: El Periodico

*Si quieres acceder a tu “caja negra”, inscríbete en el próximo Taller Mindfulness a través del Movimiento en Feldenkrais Barcelona.

Anuncios

The Nia 5 Stages, las 5 etapas del desarrollo humano

Nia es una práctica basada en el movimiento sensorial que se nutre de las artes marciales, artes danza y las artes curativas, conectando el cuerpo, la mente, las emociones y el espíritu.

Nia nace del  Tai Chi, Tae Kwon Do, Aikido, danza jazz, danza moderna, Duncan danza, yoga, técnica Alexander y enseñanzas de Moshe Feldenkrais.

Nia 5 etapas es una práctica de movimiento integrador basada en las cinco etapas del desarrollo humano: embrionaria, arrastrándose, gatear, de pie y caminar. Practicar con conciencia, estas etapas tienen el poder de facilitar la alineación óptima y confort en el cuerpo.

Tanto si se practica durante mucho tiempo o poco, cinco minutos al día, este sistema proporciona una herramienta para recuperar y mantener la movilidad, flexibilidad, fuerza, agilidad y estabilidad.

El Método Abdominales Sin Riesgo©(ASR)

El método « Abdos sans risque® » (Abdominales sin riesgo©) ha sido creado por Blandine Calais Germain

Blandine Calais-Germain, observó a lo largo de los años la demanda de numerosos profesionales que se dieron cuenta de que muchos ejercicios de abdominales acarreaban riesgos para el cuerpo. En respuesta a ello Blandine creó en 2007 una secuencia de ejercicios especiales para fortalece estos músculos sin que conlleve ningún riesgo por ello.

Pero “Abdominales sin riesgo” es mucho más que una serie de ejercicios no peligrosos. Es una forma totalmente nueva de trabajarlos, combinando constantemente la tonificación, la alternancia, los estiramientos y las coordianciones de los músculos abdominales.

Es una manera totalmente nueva de trabajar los abdominales , concebida para evitar principalmente los riesgos sobre el periné, la pared abdominal y los discos intervertebrales.

Este método se practica como un ciclo de 10 cursos, con una progresión del 1r al 10. Los primeros cursos sirven sobre todo para instalar las bases corporales del método. Luego, de un curso al otro, cada secuencia de movimiento del curso se vuelve más compleja y más física.

El método puede ser enseñado sólo por las personas que han recibido la formación profesional completa ” Abdominales sin riesgo© ” organizada por Blandine Calais Germán.

Clases de Abdominales Sin Riesgo en España

(después de 18min 30′ sale el ejercicio abdominal)

Rolfing, Escuela de Conciencia

La Dra. Ida Rolf exploró las posibilidades curativas que existen en la mente y el cuerpo humanos.

Se graduó en el Barnard College de Nueva York a sus casi 20 años. Era una estudiante con mucho talento y a los 25 años obtuvo su Doctorado en Bioquímica en la Universidad de Columbia. Durante los 7 años siguientes la Dra. Rolf puso en práctica sus conocimientos en el renombrado Instituto Rockefeller de Investigación Médica y consiguió el puesto de Profesora Asociada, algo inusual en aquella época para una mujer. Deseosa aún de ampliar su desarrollo personal   y profesional, viajó a Europa. Estudió Matemáticas, Física y Medicina Homeopática en Suiza. Durante los años 30 la Dra. Rolf se dedicó a buscar soluciones a los problemas de salud de sus seres queridos. Poco dispuesta a aceptar las limitaciones de la medicina de su tiempo, estudió un gran número de materias que incluían Osteopatía, Quiropraxia y disciplinas mentales como el Yoga y el Estudio de la Conciencia de Korzybski. Al reunir tan rica variedad de perspectivas, la Dra. Rolf desarrolló la Integración Estructural. Su deseo de ofrecer la Integración Estructural al mayor número de personas posible la llevó a viajar por todo el mundo. Su ambición no era solamente la de ayudar a los demás, si no mostrar a generaciones futuras el fruto del trabajo de toda su vida. Pasó el resto de sus días enseñando la técnica que más tarde sería bautizada con su nombre.

Rolfing
Rolfing

La Integración Estructural se hizo conocida en todo el mundo como Rolfing. Tras su muerte, en 1979, Ida Rolf dejó un legado que sigue evolucionando y que actualmente practican más de 1.500 profesionales en todo el mundo. Esta mujer poseía una inteligencia, una percepción y una intuición que la han hecho ocupar un lugar importantísimo en la historia de la medicina.

El Método Rolf de Integración Estructural es un proceso de educación del cuerpo por medio de movimientos, respiraciones y posturas.

La Integración Estructural trabaja a la persona como un todo, porque el ser humano es un conjunto de sentimientos, emociones, actitudes, creencias, patrones de comportamiento y un cuerpo físico con todo lo que contiene: la fascia, músculos, huesos, articulaciones, etc.

Consiste en una serie básica de 10 sesiones que se desarrollan en una secuencia en la que cada una prepara al organismo para la próxima sesión. Cada sesión tiene objetivos estructurales específicos y trabaja con determinadas áreas del cuerpo, determinadas regiones anatómicas y diferentes niveles de profundidad, sin perder nunca de vista la integración del cuerpo como un todo.

El cuerpo humano es liberado, posibilitando un relacionamiento más armónico con el campo de gravedad de la tierra, se establece un orden y equilibrio en las estructuras del cuerpo.

El cuerpo humano es plástico y está constituido en un 70% de agua. Esto nos da una idea de cuanto es maleable y mutable. Un medio tan líquido como éste puede cambiar su forma constantemente. Por su capacidad de adaptación a las circunstancias y exigencias de la vida, nos vamos modificando, compensando, adaptándonos de la mejor manera, moldeando a las necesidades del momento usando los patrones repetitivos de cada cuerpo. Es decir, la manera como nos movemos, caminamos, nos sentamos, acostamos y dormimos, junto también a situaciones de estrés, depresión, accidentes, dolores, contracturas, traumas físicos y/o psicológicos, nos dejan marcas en el cuerpo que afectan el equilibrio general.

Para convivir con ese desequilibrio creamos compensaciones de forma consciente o inconsciente y así continuamos siendo capaces de estar de pie, creando y usando compensaciones.

La Dra. Ida Rolf se especializó en el estudio del colágeno, uno de los componentes químicos del tejido conjuntivo que se llama Fascia. Descubrió que la Fascia constituye una red, como una tela de araña, que sustenta y envuelve cada uno de los músculos, órganos, huesos, tendones, articulaciones y a todos en conjunto uniéndolos, dándole forma al esqueleto humano. Este es el motivo, por el cual, algunas veces trabajando en una zona determinada, la persona siente un movimiento en otro lado del cuerpo, son conexiones que sorprenden, sintiendo, algunas veces que algo se abre o se une en el interior.

Asociación Española de Rolfing

European Rolfing Association