Los neurocientíficos recomiendan que visites la playa regularmente

Todos sabemos que pasar tiempo al aire libre es bueno tanto a nivel físico como mental, pero los beneficios de pasar tiempo específicamente en la playa acaban de ser revelados.

Esa increíble sensación de paz y tranquilidad que experimentas en la playa se conoce ahora como “espacio azul”, es lo que los científicos han denominado el efecto que la combinación de los olores relajantes y los sonidos del agua tienen en tu cerebro. El “espacio azul” es suficiente para que te sientas a gusto de una manera hipnótica.

Cuando te das cuenta de lo relajado que te sientes en la playa, no es sólo en tu cabeza. La ciencia dice que es un cambio en la forma en que el cerebro reacciona a su entorno, lo que le permite sentirse feliz, relajado y revitalizado.

En general, este “espacio azul” te afecta de cuatro maneras diferentes:

1. Ir a la playa reduce el estrés

El agua es la cura de la naturaleza para los factores estresantes de la vida. Está lleno de iones positivos que ocurren naturalmente y que son conocidos por tener la habilidad de hacerte sentir a gusto. Así que, ya sea que vayas a nadar o simplemente sumerjas los dedos de los pies en el agua, seguramente experimentarás una sensación de relajación. ¡Es un elevador instantáneo del estado de ánimo que todos deberíamos usar de vez en cuando!

2. La playa potencia la creatividad

¿Te sientes como si estuvieras en una rutina creativa? Bueno, los científicos ahora creen que la solución a esto es la playa. Estar en el “espacio azul” te permite despejar la cabeza y abordar problemas o proyectos de una manera más creativa. Al igual que la meditación, la playa desencadena una sensación de calma que te permite desconectar de todo lo demás y reflexionar sobre lo que necesitabas enfocar.

3. Ir a la playa puede ayudar a reducir los sentimientos de depresión

Al igual que los efectos que la playa tiene sobre los sentimientos de estrés y las rutinas creativas, la playa también proporciona cierto alivio a los sentimientos de depresión. El sonido hipnótico de las olas en combinación con la vista y los olores de la playa pueden ponerte en un estado meditativo. A su vez, puedes limpiar tu mente y reflexionar sobre la vida en un espacio seguro lejos del caos de la vida diaria.

4. En general, pasar tiempo en la playa cambiará tu perspectiva de la vida

¡Y esa perspectiva va a cambiar para mejor! La naturaleza en general siempre ha sido un factor en la vida sana y feliz, pero la playa en particular es muy buena para el alma.

¡Así que es hora de ir a la playa!

Fuente: Conocermemás 

También te puede interesar:

5 razones por las que ir a la playa es bueno para tu salud

Los científicos explican cómo visitar la playa rejuvenece la mente y el cuerpo

Anuncios

Taller Intensivo: Explorar el Movimiento, un Viaje hacia uno Mismo

Una vía de encuentro y autoconocimiento explorando el movimiento. Un viaje interior a través del movimiento consciente, con el objetivo de recuperar una mayor flexibilidad, eficiencia y armonía en el cuerpo y la mente.

Conectar contigo mismo y con tu cuerpo en profundidad para poder liberar las tensiones, explorar y descubrir nuevas opciones de movimiento que enriquezcan tu creatividad y te ayuden a sintonizar plenamente con la vida.

Experimentar diversas maneras de moverse para reconquistar, alinear y liberar las articulaciones y la respiración. Buscaremos mejorar nuestra disposición físico-mental y disfrutar de nuestro cuerpo en diferentes posturas y en movimiento.

Más información: Feldenkrais Barcelona

Movimiento y Aprendizaje están relacionados

Sally Goddard Blythe, neurofisióloga, lleva treinta años investigando y tratando los efectos de la disfunción neurológica en niños con dificultades de aprendizaje.

El movimiento es la expresión de la vida?

El movimiento es el reflejo de nuestro desarrollo y, a la vez, constituye las piezas que van a construir todas las habilidades posteriores que el niño va a necesitar.

Pero el desarrollo motriz es algo natural.

Está en el hardware del sistema nervioso. Pero para que este hardware funcione, necesita de la experiencia con el entorno, es decir, de ciertos cuidados en la crianza para que se desarrolle correctamente.

¿Y cuáles son esos cuidados?

Permitir al niño que explore y experimente con su propio cuerpo y el espacio físico.

¿No es eso lo que hacen los niños?

Uno de los problemas con los que a menudo me encuentro en esta sociedad occidental es que los niños pasan mucho tiempo en sillitas,hamacas, y expuestos a entretenimiento tec-nológico.

¿Y cuáles son las consecuencias?

Los niños que no han podido pasar por esas etapas neuromotoras, cuando se hacen mayores manifiestan diversas dificultades a nivel académico o problemas emocionales.

¿Hay estudios?

Sí, en grandes estudios de población en colegios públicos de Gran Bretaña se ha demostrado la correlación entre esta falta de habilidades físicas y el bajo rendimiento académico, independientemente del cociente intelectual.

¿Por qué es tan esencial el equilibrio?

Es lo que nos permite tener el sentimiento de seguridad y estabilidad en el espacio. Esa seguridad física se transfiere a la emocional.

Parece muy lógico.

El equilibrio y el control postural también influyen en los movimientos oculares, que son los que permiten que la percepción visual sea correcta. Por tanto, el cómo nosotros percibimos el mundo puede estar muy influenciado por el desarrollo del equilibrio y el control postural.

¿Qué tiene que ver el equilibrio con el aprendizaje?

Lo que comprobamos en los niños que tienen problemas de aprendizaje (lectura, escritura, comprensión matemática…), que es mi especialidad, es que su equilibrio físico no está bien desarrollado, y eso afecta al procesamiento visual y la coordinación entre la mano y el ojo.

¿Cómo se detecta?

Hemos desarrollado un formato de evaluación basado en pruebas médicas estandarizadas que miden aspectos como el equilibrio estático y el equilibrio dinámico. De hecho, yo soy como un mecánico, descubro cuál es la pieza que no funciona.

¿Y cómo se reequilibra?

Haciendo que el niño reproduzca los movimientos que debería haber hecho en sus primeros años de vida para reconstruir todas las fases que permiten la maduración del equilibrio. Se trata de una tríada que se debe trabajar de forma conjunta: el equilibrio, la percepción corporal y la visión.

¿Hablamos de movimientos reflejos muy tempranos?

Sí, los reflejos primitivos están ya en la fase uterina y se van desarrollando en el primer año de vida. A medida que se integran van siendo reemplazados por las reacciones posturales, responsables de que tengamos un buen equilibrio, una buena postura y una buena coordinación. Idealmente, este proceso termina a los tres años y medio.

¿Cómo lo detectan?

Si el niño sigue presentando reflejos primitivos, se debe a una debilidad en el funcionamiento del sistema nervioso central. De tal manera que conocer el perfil de reflejos de un niño puede ser una buena herramienta médica para saber en qué punto de maduración está el sistema nervioso del niño.

¿Los reflejos manifiestan la maduración del sistema nervioso?

Efectivamente. Si los reflejos primitivos persisten a lo largo del desarrollo, generan barreras que impiden desplegar las habilidades automáticas posteriores como la lectura o la escritura.

Póngame un ejemplo sobre la maduración de los reflejos.

El reflejo tónico asimétrico del cuello hace que, cuando el bebé gira la cabeza, el brazo y la pierna de ese lado se estiren y el otro brazo se encoja. Este tipo de movimiento se debería controlar entre los 6 y 8 meses de vida.

¿Y si no se controla?

Si ese reflejo persiste en la primaria, cuando el niño esté escribiendo y gire su cabeza, su respuesta refleja será estirar el brazo. El niño buscará un mecanismo para controlarlo, como por ejemplo apretar el lápiz o girar el papel, y eso afecta a cómo puedes transmitir los pensamientos a la escritura.

¿Qué debemos saber para el correcto desarrollo de los niños?

Si conocemos cuál es la base biológica y fisiológica que se da en cada etapa, resulta mucho más fácil poder ofrecer al niño lo que sería óptimo. En Gran Bretaña doy cursos a pediatras y profesores.

¿Hay pautas para que los niños se desarrollen correctamente?

Es importante que los bebés tengan contacto piel con piel con su madre durante las primeras semanas de vida, y a partir de ahí el lugar de juego del niño debe ser el suelo y el movimiento libre. Después hay que ofrecer a los niños espacios abiertos y oportunidades de movimiento.

Fuente: La Vanguardia